SmartROC with HNS paves the way

29 de marzo de 2016

Todos los días, las canteras de todo el mundo producen, mediante perforación, voladura y triturado, millones de toneladas de áridos para una variedad de necesidades industriales, pero no siempre con los mejores resultados para sus propietarios. Sin embargo, existe una forma inteligente, fácil y rentable de conseguirlo.

En el mejor de los casos, podemos decir que las canteras son un negocio difícil, pero hacer que sean rentables lo es aún más. El motivo es que hay una serie de parámetros clave que se deben conjugar, lo cual no es tarea sencilla.

Quarry in Norway

Mats Birkestål, Product Manager and quarrying specialist at Atlas Copco’s Surface and Exploration Drilling division, explains: “Quarrying should be seen in terms of one operation, not as a series of individual operations. The problem is that there are still too many quarries that may get good results in only one or maybe two areas and that puts pressure on the bottom line.”

What’s needed, says Birkestål, is to apply a total cost concept from the planning stage right through the operation to the final product. This means that the combination of drilling, blasting, loading, transportation and crushing have to be better synchronized in order to minimize errors and maximize results.

Por ejemplo:


  • Los barrenos mal posicionados provocan una fragmentación impredecible de la roca volada.
  • Los distintos tamaños de los fragmentos de roca hacen que las cargas de los camiones no sean uniformes, el desgaste del motor sea más elevado y el consumo de combustible sea excesivo.
  • Los fragmentos de excesivo tamaño afectan al rendimiento en la estación trituradora, lo que ralentiza el proceso de producción de áridos con el tamaño requerido.
  • El flujo irregular en la estación obliga a la trituradora a trabajar más, lo que aumenta el consumo de energía.

Fácil de navegar

El objetivo es lograr un proceso eficiente y fluido de principio a fin, continúa Birkestål, y sostiene que el secreto del éxito radica en la calidad de la perforación. "Este es el punto crucial en que todo tiene que hacerse correctamente", afirma. "Si esta parte sale mal, será mucho más difícil que el resto vaya bien".

"If you get this part wrong, it will be so much more difficult to get the rest of it right."

Mats Birkestål, Global Product Manager

La tecnología moderna que ofrecen los equipos de perforación de hoy en día, como el SmartROC T45 de Atlas Copco, permite que incluso los operadores más inexpertos "lo hagan bien". Este equipo de perforación está equipado con dispositivos de alta tecnología, como el sistema de navegación entre barrenos (HNS), la inclinación automática y el emboquillado, entre otros.

Un escenario típico de excavación de bancos consta de 75 barrenos en cinco filas para perforar a una profundidad de 15 m. Para cubrir esta área y desprender de forma eficaz el cerco estimado (alrededor de 31 000 toneladas de roca), Atlas Copco calcula que un equipo de perforación convencional necesitaría perforar ocho barrenos más que el SmartROC T45.

El motivo es que, con un equipo de perforación convencional, el patrón de perforación entre los barrenos tiene que reducirse para compensar posibles errores de colocación y ángulos incorrectos, ya que los barrenos que terminan demasiado apartados ponen en peligro la eficacia de la explosión. Con el SmartROC T45, equipado con el sistema de navegación entre barrenos (HNS), el equipo localiza automáticamente la posición de cada barreno con una precisión milimétrica y lo perfora con la inclinación y la profundidad correctas. Como resultado, el patrón no necesita ningún ajuste y se perfora como estaba previsto.

Ahorrar dinero es posible

En términos económicos, la implicación de este nivel de fiabilidad es sorprendente. El coste de tener que perforar ocho barrenos más o 120 metros ascendería a unos 600 dólares estadounidenses, teniendo en cuenta que el coste estándar promedio de perforación es de 5 dólares por metro. Con 40 explosiones al año, este coste adicional ascendería a aproximadamente 24 000 dólares cada año, sin incluir el coste adicional de los explosivos. Y, no solo eso, el efecto que tienen los barrenos mal colocados sobre todas las operaciones posteriores es considerable.

Un buen ejemplo de caso típico es el de la cantera de piedra caliza de Akselberg en Noruega. Aquí, el propietario, Brønnøy Kalk, ha alcanzado una eficiencia total durante sus operaciones gracias a su enfoque holístico a la planificación, así como una meticulosa atención al detalle en el proceso de producción.

Lea la historia completa en la revista online Mining and Construction.
Epiroc ha trabajado bajo el nombre "Atlas Copco" hasta el 1 de enero de 2018.

SmartROC T40 Equipos de perforación de superficie División Surface and Exploration Drilling Historia de cliente SmartROC T45 2016 International

Historias relacionadas