FlexiROC T30 R en una vía pública

Un equipo de perforación con silenciador soluciona un problema delicado

6 de mayo de 2020

En el Hospital de San Göran de Estocolmo (Suecia) hay en marcha una serie de trabajos que requieren de una gran cantidad de voladuras. Los movimientos de rocas en las proximidades de un hospital repleto de equipos delicados, pacientes y trabajadores requieren de una planificación minuciosa y un equipo de perforación con un bajo nivel sonoro.
Entre el inicio de los trabajos de perforación de rocas de Skanska a principios de febrero de 2017 y mediados de marzo de 2018 se dispararon unas 100 rondas. Antes de la finalización de los trabajos de voladura en la primavera de 2018 se habían realizado unos 200 procedimientos de voladura, lo que corresponde a unos 10 000 m3 de masa de rocas.
En este proyecto de construcción, de control altamente estricto, las voladuras se realizaron en tiempos fijos. Para cada una de ellas se apostaron como mínimo diez guardas para mayor seguridad. Se dispusieron aproximadamente 30 medidores de vibraciones alrededor del hospital para supervisar la voladura.

La finalidad de las labores de voladura era la construcción de nuevos alcantarillados, cimientos para dos nuevos edificios del hospital y una nueva entrada para ambulancias. Los trabajos de renovación también abarcaron los edificios ya construidos del hospital, como las oficinas de administración (reconstruidas), un nuevo departamento de radiografía, nuevos quirófanos, una sala de partos y una unidad de maternidad.

"De no haber tenido un equipo de perforación con silenciador, no habríamos podido realizar el trabajo. Era una condición que nos impusieron Locum y el hospital desde el primer momento. Antes de que empezase el proyecto, adquirimos un FlexiROC T30 R de Epiroc, un equipo de perforación mediano apto para trabajar en entornos urbanos con poco espacio, a tal efecto."

Carita Broberg ,Director de proyecto de Roca de Skanska Roads & Construction

Es necesario mantener las debidas precauciones

Durante el proceso de construcción, las actividades del hospital continuaron con el bullicio habitual. La mayor dificultad del proyecto la constituía la sensibilidad del entorno. Era necesario mantener las debidas precauciones por la seguridad de los pacientes, el personal médico y los equipos delicados. El equipo técnico constaba de máquinas de resonancia magnética, los equipos de distribución eléctrica del hospital, sistemas de tomografía computerizada, etc.

Para satisfacer las exigentes demandas se necesitó una gran cantidad de planificación y análisis de riesgos. Dado lo sensible del entorno y la falta de espacio, la excavación de la roca se realizó a veces con cortadores de acero o divisores (fracturación), los cuales son a veces las únicas alternativas utilizables para reducir las vibraciones.

"La planificación se centró en cómo realizar los trabajos en las debidas condiciones de seguridad, con un enorme cuidado por el entorno y las mínimas alteraciones" asegura Robin Andersson, Director de voladura de Skanska para el Hospital de San Göran.

"No sabían que ya habíamos realizado las perforaciones"

Además de la minuciosa planificación, el equipo de perforación con silenciador tuvo un papel muy importante para poder cumplir con los requisitos. El efecto positivo de la reducción del nivel sonoro del equipo de perforación se observó en cuanto hubieron comenzado los trabajos de perforación. "El equipo era tan silencioso que los trabajadores del hospital no sabían que ya habíamos comenzado los trabajos de perforación".

El operario de equipo de perforación Gustav Andersson observa un gran número de ventajas en el uso de un equipo con silenciador, la mayoría de las cuales están relacionadas con el entorno.

"El efecto más positivo es el existente para la propia salud, en especial el bajo nivel sonoro. Puedo hablar con los compañeros mientras la máquina perfora", asegura Gustav Andersson. También piensa que el kit de reducción de ruido incorporado proporciona un entorno de trabajo más limpio, con una menor cantidad de residuos de aceite y menos efecto de los detritus.
Operario delante de equipo de perforación

Proporciona unas ventajas excelentes

Las ventajas son numerosas, pero Carita Broberg también advierte ciertas dificultades para el operario.
"Perforar en las proximidades de paredes o pilotajes puede no ser sencillo, ya que el silenciador ocupa espacio. También puede ser difícil observar qué ocurre en la base de perforación, ya que el operario no puede observar correctamente el punto de emboquille."

Carita Broberg señala que los equipos de perforación con silenciador proporcionan unas excelentes ventajas en proyectos como este, que de otra forma hubiera resultado imposible realizar. Si Skanska contase con más equipos con silenciador, encontraría más trabajos. "Hay mucho que hablar en lo que respecta a una inversión futura en un equipo de perforación nuevo", comentó.

Datos sobre el proyecto


El Hospital de San Göran se ha ampliado y modernizado para satisfacer las necesidades médicas de la cada vez mayor población de Estocolmo. Locum AB, administradora de propiedades del ayuntamiento de Estocolmo, ha firmado un acuerdo de colaboración con Skanska para la construcción de dos nuevas instalaciones de tratamiento y la renovación de los edificios existentes.

FlexiROC T30 R Construction Edition FlexiROC T25 R Construction Edition Construcción International División Surface and Exploration Drilling FlexiROC T30 R Quarry Edition 2018