Aquí y ahora

Mobilaris Mining Intelligence aumenta la eficiencia de la minería gracias al seguimiento de los equipos en tiempo real. En la mina 777, ubicada en el norte de Canadá, la nueva tecnología está impulsando la velocidad de desescombro de Hudbay.

La mina de cinc y cobre 777 ubicada en Flin Flon (Manitoba) se encuentra en declive. Tras 15 años de producción, el cierre de la explotación subterránea está previsto para 2022, a menos que Hudbay Minerals descubra más mineral. Con el fin de mantener la actividad el mayor tiempo posible, la empresa con sede en Toronto está tratando de aumentar su eficiencia para mejorar la viabilidad de la explotación.

 

Una manera de impulsar la eficiencia es aumentar la intensidad de desescombro o el número real de horas dedicado al transporte del mineral, al tiempo que se reduce la variabilidad en el número de cucharas de escombros por cámara y por turno. Durante el año 2018, algunos turnos tuvieron un bajo rendimiento en cuanto al número de cucharas de escombros con respecto al objetivo, mientras que otros sobrepasaron dicho objetivo en una media de 56 cucharas por cámara.

 

Para afrontar este reto, en diciembre de 2018, Hudbay lanzó un proyecto piloto de tres meses en colaboración con Epiroc para determinar si Mobilaris Mining Intelligence (MMI), una tecnología digital diseñada para realizar un seguimiento de las personas y los equipos en tiempo real, podría marcar la diferencia. Y así fue.

Epiroc Hudbay case story

El uso de MMI para realizar un seguimiento de los equipos desde 25 puntos de acceso en el nivel de prueba aumentó un siete por ciento la velocidad de desescombro, ya que permitió localizar equipos como la pala subterránea Scooptram ST14 de Epiroc de forma instantánea al comienzo de un turno y ajustar las prioridades a lo largo del turno para adaptarse mejor a los objetivos de la empresa.

 

"A veces se retiran a operarios de las cámaras para que lleven a cabo otras tareas", comentó el coordinador de producción Nathan Steuart desde la superficie. "Ahora podemos realizar un seguimiento de las horas reales asignadas a la producción y, si es más importante que un operario vuelva a la cámara, podemos indicarle que lo haga".

 

Steuart, que creció en Flin Flon, dirige al personal desde su sencilla estación de trabajo de 2 monitores en el centro de una oficina de la mina de una sola planta ubicada en el cinturón de rocas verdes volcánicas que se encuentra entre Flin Flon y Snow Lake. Un monitor muestra un mapa de los niveles y los puntos de acceso de la mina, mientras que el otro muestra información sobre cada equipo a medida que pasa por un punto de acceso, en las localizaciones más importantes.

"El proyecto piloto era una oportunidad para probar tecnología de la que habíamos oído hablar, así como para aumentar la eficiencia", comentó el director de la mina Bob MacDonald durante una llamada desde Sudbury a las instalaciones de la mina 777. "Los planes para nuestro personal ahora son más coherentes".

 

En un sentido más amplio, MMI ayuda a Hudbay a aplicar un Control con Intervalo más Corto (Short Interval Control -SIC), un medio que permite mantener un proceso, en este caso de desescombro, dentro del objetivo mediante la reducción de la variación. Normalmente, en la minería subterránea, los encargados deben esperar hasta el final de un turno para evaluar la diferencia entre su producción objetivo y las toneladas reales de mineral desescombrado. Las pérdidas durante el turno no se pueden recuperar.

Hudbay customer story

El principal atractivo de MMI es que puede indicar si la intensidad de desescombrado durante un turno está siendo baja, lo que permite realizar ajustes de forma inmediata. Por ejemplo, si una cámara sobrepasa el objetivo y otra no lo alcanza, Steuart puede hacer cambios en la asignación de la flota de desescombrado para mantener ambas cámaras dentro del objetivo.

 

Los datos generados durante el proceso tienen un valor incalculable para Mike Jankowski, encargado de desarrollo tecnológico de Hudbay.

 

"He podido comprobar el valor que aporta Mobilaris Mining Intelligence desde el punto de vista de la gestión de la información", comentó el ingeniero electrónico que se encuentra en Toronto. "Ahora tenemos la información necesaria para saber si merece la pena solucionar un problema o no".

 

Los datos también ayudan a Steuart a predecir con exactitud cuántas cucharas de escombros se retirarán en diversos escenarios. En el mejor de los casos, durante un turno diurno iniciado a primera hora de la mañana y con un camión con combustible disponible, los operarios pueden retirar 11 cucharas de escombros por hora.

 

"Hemos necesitado cierto tiempo de aprendizaje, pero nos gusta lo que hemos conseguido con MMI, y ya existen planes para implantarlo en otras zona de la mina", afirma Steuart. Hudbay también tiene previsto instalar Mobilaris en Lalor, su mina de oro y cinc situada unos 210 kilómetros al este.

Underground Rock Excavation International Historia de cliente 2020 Boomer